Día Mundial de la Diabetes.

El Día Mundial de la Diabetes se creó en 1991 como medio para aumentar la concienciación global sobre esta enfermedad. Es la oportunidad perfecta para que todos tengamos presente las causas, síntomas, complicaciones y tratamiento de esta grave afección, que se encuentra en constante aumento en todo el mundo, tanto en niños como en adultos.

Todos los 14 de noviembre se celebra con la conmemoración  del aniversario de Frederick Banting quien, junto con Charles Best, concibió la idea que les conduciría al descubrimiento de la insulina en octubre de 1921. Mientras muchos eventos se desarrollan durante o alrededor de ese día, la campaña se desarrolla a lo largo de todo el año.

gif-01

Hoy queremos apoyar esta lucha mundial compartiendo contigo consejos para evitar o ayudarte a manejar esta condición de salud que cada año cobra más vidas en el mundo.

Control de azúcar en sangre – Ponte en movimiento-

Hay muchas probabilidades de que tú o alguien que tú conoces, haya sido diagnosticado con Diabetes Tipo 2. El número de personas que han sido diagnosticadas en el mundo continúa en ascenso. La clave de mayor éxito para el manejo de la Diabetes, es el control de azúcar en la sangre, y a pesar de que hay muchas alternativas de garantizar un mejor control, el ejercicio regular es una estrategia probada y recomendada para mantener el equilibrio.

Una sesión sencilla de ejercicio puede mejorar el control de la glucosa hasta por 48 horas después de la actividad (1). Incluso en el corto plazo, hacer ejercicio durante unos 20 minutos puede mejorar la efectividad de la insulina por 24 horas (2). De esta forma, el ejercicio diario es una importante recomendación que debes seguir para controlar los niveles de glucosa en la sangre y manejar los síntomas de la diabetes.

Ejercicios recomendados para personas con Diabetes

Existen algunas pautas para ejercitarse que la mayoría de las personas con diabetes pueden seguir. El ejercicio aeróbico de una intensidad entre media y alta, al menos 150 minutos a la semana, ha sido asociada con una mejor salud en personas con diabetes tipo 1 y 2. Los beneficios más comunes en las personas diabéticas que hacen ejercicio regularmente son: Incremento en la capacidad cardiorrespiratoria, disminución de resistencia a la insulina, mejora en los niveles de lípidos y la presión arterial.

Los ejercicios de resistencia pueden ser de beneficio para personas diagnosticadas con diabetes. El entrenamiento regular de resistencia, idealmente dos o tres veces a la semana, ha evidenciado mejora en el control glucémico, resistencia a la insulina, masa grasa, presión arterial, fuerza e incremento de masa magra. Las investigaciones han demostrado incrementos en fuerza hasta del 50% en adultos, junto con mejoras en la hemoglobina A1C, una medida del control de la glucosa en la sangre, para aquellos que participan regularmente en ejercicios de resistencia.

Es importante tener en cuenta que, en personas sedentarias, la interrupción de largos períodos de inactividad pueden mejorar el control de azúcar en la sangre. Una buena estrategia para aquellos que son sedentarios es comenzar aumentando la actividad física no estructurada. Quince minutos de caminatas ligeras y ejercicios de resistencia de peso corporal como sentadillas cada 30 minutos después de la comida, conducen a mejoras en el control de la glucemia. Agregar varios períodos de actividad de tres a quince minutos es una forma efectiva de aumentar la actividad durante todo el día.

Últimas estadísticas sobre la diabetes

Se estima que hay 3.3 millones de personas con diabetes en Colombia y más de 1 millón que no saben que la tienen. Alejandro Gaviria, Ministro de Salud, ha señalado que la diabetes está ganando terreno entre la población mundial, es la enfermedad que cobra la vida de 20.000 personas cada año, se ha convertido en un grave problema de salud pública (3). Aproximadamente del 90 al 95 por ciento de todos los casos son aquellos con diabetes tipo 2 y el otro 5 por ciento tiene tipo 1.

La diabetes tipo 2 es el resultado de una pérdida gradual de la secreción de insulina por el páncreas, generalmente también acompañada de resistencia a la insulina. Los factores de estilo de vida como la inactividad física, el sobrepeso u obesidad y los antecedentes familiares son, por lo general, los principales factores de riesgo asociados con este tipo. La diabetes tipo 2 generalmente se puede prevenir con cambios comprobados en el estilo de vida. Las complicaciones comunes de la diabetes incluyen problemas cardíacos, neuropatía, enfermedad renal y ceguera (4). Para las personas con diabetes, existen medidas que se pueden tomar para mejorar el control de la glucosa, lo que minimiza las complicaciones.

Siempre se recomienda consultar con un médico antes de comenzar cualquier tipo de programa de ejercicios.

Debes mantener una alimentación saludable y frecuente, para que además del ejercicio puedas mantener tus niveles de azúcar controlados

Referencias

1. Parker L, Shaw CS, Stepto NK, and Levinger I. Exercise and glycemic control: focus on redox homeostasis and redox-sensitive protein signaling. Front Endocrinol (Lausanne). 2017 May 5; 8: 87. doi: 10.3389/fendo.2017.00087.

2. Colberg SR, Sigal RJ, Yardley JE, et al. Physical activity/exercise and diabetes: a position statement of the American Diabetes Association. Diabetes Care. 2016 Nov; 39: 2065-2079. doi: 10.2337/dc16-1728.

3. Caracol Radio. http://caracol.com.co/radio/2016/04/08/salud/1460071947_112292.html

4. Choby B. Diabetes update: prevention and management of diabetes complications. FP Essentials. 2017 May; 456: 36-40.