El complejo B: beneficios para la función cognitiva

El complejo B o vitaminas B, son bien conocidas por su papel en el metabolismo energético, pero nuevas investigaciones indican que también pueden tener un papel importante en el apoyo a la función cognitiva y la salud del cerebro a largo plazo.

Las ocho vitaminas B son tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, vitamina B6, biotina, ácido fólico y vitamina B12. Las vitaminas B son nutrientes esenciales que su cuerpo necesita para producir energía y metabolizar proteínas, grasas y carbohidratos, entre otras funciones vitales.

Cada vitamina B tiene un aporte diario recomendado o un nivel de ingesta adecuado. Este número se basa en la cantidad de un nutriente que se necesita para prevenir los síntomas de deficiencia en aproximadamente el 98 por ciento de las personas sanas. Sin embargo, estas recomendaciones no necesariamente indican qué nivel de ingesta puede ser mejor para una salud óptima o, en el caso de las vitaminas B, para una función cognitiva óptima hasta la edad adulta.

Un estudio a largo plazo investiga las vitaminas B y la función cognitiva

Un estudio a largo plazo observó los niveles de consumo de vitamina B en los participantes del estudio durante un período de 25 años para ver cómo los diferentes niveles de ingesta influyen en la función cognitiva en la edad adulta media. Los investigadores reunieron a más de 5.000 participantes, que tenían entre 18 y 30 años de edad, cuando el estudio comenzó en 1985. A pesar de la larga duración, más de 3.000 personas seguían siendo participantes activos al finalizar el estudio de 25 años.

Los investigadores registraron la alimentación diaria de los participantes, incluidos alimentos y suplementos, al comienzo del estudio, después de siete años, y nuevamente después de 20 años. En el último año del estudio, los participantes tomaron pruebas estandarizadas para medir diferentes aspectos de la función cognitiva, incluida la memoria verbal, la velocidad psicomotora y la función ejecutiva.

Vitaminas B y Envejecimiento Cognitivo Juvenil

Los participantes con una mayor ingesta de vitamina B a lo largo del estudio se desempeñaron mejor en varias áreas de la función cognitiva, aunque los beneficios estuvieron influenciados por las vitaminas B que fueron más altas en sus dietas habituales. Las dos vitaminas B que tuvieron el mayor impacto en la función cognitiva fueron la niacina y el folato. Los participantes que consumieron niveles más altos de niacina y folato tuvieron puntajes de prueba similares a las personas que tenían de cuatro a seis años menos. Los niveles más altos de vitamina B6 y B12 también se asociaron con puntuaciones más altas en las pruebas de función cognitiva.

Los autores de este estudio concluyeron que consumir niveles más altos de las vitaminas B, particularmente niacina, ácido fólico, vitamina B6 y vitamina B12, comenzando en la edad adulta joven se asocia con una mejor función cognitiva en la edad adulta media. Los resultados de este estudio a largo plazo destacan la importancia de las vitaminas B para la salud cerebral y la función cognitiva como parte del envejecimiento normal.

Vitaminas B: ¿Cuánto necesitas?

Los participantes del estudio que mostraron los mayores beneficios de la función cognitiva consumieron más de la cantidad diaria mínima recomendada para cada vitamina B en promedio. Sin embargo, no es cierto que más siempre es mejor para las vitaminas del grupo B. Además de la cantidad diaria recomendada, algunas vitaminas B también tienen un nivel de consumo superior tolerable. Esta es la ingesta más alta de un nutriente que es poco probable que cause un riesgo en cantidades excesivas. El nivel de ingesta superior suele ser mucho más alto que el aporte diario recomendado. Por ejemplo, el aporte diario recomendado para la vitamina B6 es de 1.3 miligramos, mientras que el nivel de ingesta máxima para B6 es dramáticamente más alto a 100 miligramos por día.

La niacina, la vitamina B6 y el folato son las tres vitaminas B que tienen un nivel de consumo superior tolerable. Tiamina, riboflavina, ácido pantoténico, biotina y vitamina B12 no tienen un nivel tolerable de ingesta máxima, ya que los científicos no han identificado si existe una cantidad de estos nutrientes que esté relacionada con un riesgo para la salud, aunque no hay beneficios adicionales por consumir alimentos extremos.

Los resultados de este estudio refuerzan la importancia de obtener tus vitaminas B todos los días, porque los participantes del estudio con ingestas bajas de vitamina B no tuvieron tan buenos resultados en las pruebas de función cognitiva como aquellos que cumplieron o excedieron el aporte diario recomendado. Obtener un poco más que la cantidad diaria recomendada, especialmente para la niacina, el folato, la vitamina B6 y la vitamina B12, incluso puede proporcionar beneficios adicionales para la salud mental y la función cognitiva a largo plazo.

Referencia

Qin B, Xun P, Jacobs DR Jr, Zhu N, Daviglus ML, Reis JP, Steffen LM, Van Horn L, Sidney S, He K. Ingesta de niacina, folato, vitamina B-6 y vitamina B-12 a través de los jóvenes la edad adulta y la función cognitiva en la mediana edad: el estudio del Desarrollo de Riesgo de la Arteria Coronaria en Adultos Jóvenes (CARDIA). Am J Clin Nutr. 2017; 106 (4): 1032-1040. doi: 10.3945 / ajcn.117.157834. 

2018-10-22T12:28:04+00:00Agosto 25, 2018|Categorías: Nutrición, Oportunidad, Productos|