Tómate una pausa con estas 5 alternativas energizantes.

Seamos sinceros. El café es algo maravilloso: es reconfortante y delicioso y nos da la energía que necesitamos para sobrevivir a lo largo del día. Pero, en la mayoría de las veces, nos encontramos bebiéndolo con mucha frecuencia. No me malinterpreten, está bien tomar una taza o dos de vez en cuando, pero también hay algunas alternativas geniales.

Entonces, si estás listo para romper tu hábito del café, o al menos estás dispuesto a probar algo nuevo, aquí hay cuatro alternativas increíbles al café que seguramente te darán el impulso de energía que necesitas:

Agrega un entrenamiento o actividad física a la rutina de tu mañana

Despertar para ejercitarte por la mañana puede sonar como el camino más rápido para caer en tu hábito del café, pero las investigaciones muestran que cuanto más se ejercita, más energía se tiene. Practicar algo de ejercicio a primera hora (incluso solo un rápido entrenamiento de 12 minutos) puede darte el enfoque mental y la claridad que necesitas para afrontar el día, y mantendrás tu cuerpo con energía. ¡Son las endorfinas!

Aperitivos de frutas que aumentan la energía

Si te diriges hacia la cafetera cuando la inevitable caída de la tarde golpea, prueba tomar un trozo de fruta energizante. Las frutas con alto contenido de agua (como las manzanas o duraznos), las que son ricas en carbohidratos (como bananos y naranjas) y las que tienen alto contenido de hierro (prueba con piña o frambuesas) son excelentes opciones para cuando sientes que te estas quedando dormido en tu escritorio de trabajo.

Mantente hidratado todo el día

Dejar que tu cuerpo se deshidrate un poco puede provocar una falta grave en tu energía general, por lo que la hidratación es clave para mantenerte despierto y alerta desde la mañana hasta la noche. El agua hará el truco, pero si estás buscando algo delicioso, prueba AMPED ™ Hydrate para obtener una mezcla de bebida naturalmente hidratante enriquecida con vitaminas C y complejo B sin colores, sabores o edulcorantes artificiales.

Intenta llenar tu taza con té.

Si te estás perdiendo la bebida caliente de la mañana, intenta cambiar a una taza de té verde. A pesar de no tener tanta cafeína como el café, esta bebida tiene una cantidad interminable de beneficios adicionales, por lo que beber una taza extra (o dos) ¡no es algo malo! Además, puedes agregar unas gotas de IsaCleanse o IsaIonix y obtener un delicioso té de hierbas que te dejara preparado para todo el día.

Si estás listo para tomarte un descanso del café, te recomiendo que pruebes algunas de estas alternativas.

2018-10-22T16:44:28+00:00Septiembre 9, 2018|Categorías: Estilo de Vida, Nutrición|